lunes, 30 de junio de 2008

Gobernanza y legitimidad en Colombia

Osuna, El Espectador
Por. Hugo González Montalvo
Como un ejercicio de actualización en el campo de las Ciencias Políticas, hace poco visité la Facultad de Derecho de mi querida Universidad Externado de Colombia para adquirir algunos libros recientes sobre el Estado, la democracia, la cultura política, etc. Contemplando los salones de clases recordaba los debates con mis compañeros de estudio en la cátedra de Historia de las Ideas Políticas. Para ella, debíamos prepararnos concienzudamente, aguzando la argumentación, competiendo intelectualmente con el único fin de demostrar las bondades de los sistemas políticos que defendíamos. Ese mismo día, por contraste, observé el debate en la comisión primera del Senado que definía la reforma política.
Weil
La decepción no podía ser mayor, a las claras, muchas de las intervenciones se producían con el único propósito de torpedear el trámite, las argumentaciones eran tan pobres que ofendían la inteligencia de la audiencia. ¿Los funcionarios y legisladores creerán que todos los colombianos somos unos ingenuos, tarados o desinformados? Y para completar el desconcierto, ahora, escucho el anuncio de un nuevo referendo. En fin, repasemos algunos de los conceptos aportados por los estudiosos internacionales de los temas políticos y preguntémonos por su pertinencia en nuestro medio.

“El Estado populista es aquel que se centra en acuerdos clientelistas, establecidos a través de una política personalista y del culto a un líder. Tiende a concentrar el poder en las manos del presidente, debilitando el mantenimiento del equilibrio de poderes.”
En Colombia, ¿estamos en vías al populismo?

Mico, El Espectador

“Un Estado Fallido es una democracia disfuncional que no puede hacer cumplir sus leyes debido a las altas tasas de criminalidad y corrupción extrema. Los indicadores son: el movimiento masivo de desplazados, la pérdida del control del territorio, el desarrollo económico desigual y las violaciones de los derechos humanos.”¿Colombia es un Estado Fallido?

La democracia se vive en una incertidumbre organizada, los actores políticos no saben lo que puede suceder. Saben lo que es posible y probable, pero no lo que finalmente sucederá.La democracia es un sistema de reglas ciertas para resultados inciertos" En Colombia, ¿un grupo imponen todo?, ¿se sabe de antemano los resultados?

Gobernanza es una gestión imparcial y transparente de los asuntos públicos, a través de la creación de un sistema de reglas aceptadas como constitutivas de la autoridad legítima, con el objetivo de promover y valorizar valores deseados por los individuos y los grupos. La gobernanza hace énfasis en las regulaciones colectivas y horizontales entre distintas redes políticas y económicas de la sociedad.” Como en muchas zonas del país la regulación social es asumida por poderes regionales y redes clientelistas ¿se puede hablar de la vigencia de la gobernanza en Colombia?

“Un gobierno con legitimidad institucionalizada es aquel que se halla sometido a las reglas del derecho. En cambio, una legitimidad de carácter carismático es un poder individualizado. La autoridad del jefe radica en sus supuestas dotes excepcionales.”En Colombia, con el escándalo de la Yidispolítica, ¿qué clase de legitimidad exhiben nuestros gobernantes?, ¿disfrutan de una especie de legitimidad “folclorizada”?, ¿una legitimidad de encuestas?

Garzón, El Espectador.
Por último, conociendo el grado de desinformación generalizada que sobre los temas políticos mantiene nuestra población, pregunto:
¿Habría que admitir que nuestra narcocultura sólo es compatible con el autoritarismo?
Y usted, ¿qué opina?

Garzón , El Espectador.

Publicado en EL HERALDO, diario de Barranquilla, Colombia.
http://www.elheraldo.com.co/ELHERALDO/BancoConocimiento/6/6columgobernanza/6columgobernanza.asp?CodSeccion=42

3 comentarios:

Cantaclaro dijo...

Apreciado Hugo: Admiro tu pertinaz esfuerzo por "alfabetizarnos" en materia de cultura política y enriquecer el criterio de los lectores respecto de conceptos que vienen muy al caso en esta vergonzosa situación política en que nos encontramos. Yo creo que todo está muy claro -o debería estarlo-. La pregunta es: ¿qué se requiere para que reaccionemos como colectividad y exijamos que se restauren las instituciones y los valores de la verdadera democracia? ¿Será que nuestra desconfianza en el Estado de derecho, las instituciones, la democracia y todos esos conceptos está tan arraigada que ya "no le vemos caso" y nos acomodamos a la espera de que otros actúen por nosotros? Vale la pena seguir pensando y debatiendo el asunto

Huragom dijo...

De:Jorge Gómez jorgegomezpinilla@yahoo.es

Yo opino con todo respeto que esta columna está "del putas".
Saludos,
JGP

Huragom dijo...

De:Priscila Celedon
priscilaceledon@yahoo.com.ar

Está buenísima tu columna, como decía Al Gore, ¿quién ha dicho que la popularidad es la que gobierna o define el buen gobierno? Bueno de todas formas nos preparamos casi inermes a una catástrofe, y casi que a solas me pregunto, ¿será mejor irme por un tiempo, ya que la ceguera, como decía Saramago, puede ser colectiva?
Me alegra cada vez más hacer parte de ese 16% por videntes impotentes hasta hoy, pero quien sabe si logremos que otros vean..