miércoles, 30 de julio de 2008

"Ciudadelas del Carnaval", una propuesta para revitalizar el carnaval de Barranquilla.


El hecho cultural:
El carnaval de Barranquilla es una de las más importantes fiestas de Colombia (Patrimonio de la Humanidad). Se destaca por la riqueza folclórica, la alegría de los espectáculos y el entusiasmo de los barranquilleros. Sin embargo, el crecimiento de la población ha creado algunas dificultades, principalmente en los desfiles tradicionales.


Propuesta de Ciudadelas de Carnaval.

Se propone que en determinados sectores de la ciudad, en un espacio público sin divisiones ni clausuras (previamente acondicionadas, con todas las medidas de seguridad, engalanadas y decoradas) se realicen los carnavales. En estas cuadras, avenidas, bulevares, plazas o parques, llamadas Ciudadelas del Carnaval, se desarrollarían las fiestas al aire libre, la población podría deambular con sus propios disfraces en un espacio sin barreras. En las ciudadelas carnavaleras habría una circulación permanente de monocucos, marimondas y toritos para asombro y deleite de los turistas. La calle sería un espontáneo escenario con bailes, orquestas y comparsas. Una ocasión para que los barranquilleros exterioricen su imaginación y su creatividad. Allí los carnavales se harían siguiendo el modelo de espectáculo carnavalesco, que se caracteriza porque en ellas se pueden intercalar los roles de actor y espectador. Puedo mirar y también exhibir mi cuerpo transformado o disfrazado. El cuerpo seduce, el disfraz libera lo reprimido, el ojo desea.

La propuesta es sencilla. No es absolutamente original, está basada en la tradición, y recoge la opinión de muchas personas que son habituales participantes de las fiestas. Es la reposición del modelo histórico de espectáculo carnavalesco. Esta concebida con el ánimo de ampliar la participación popular en el carnaval. Las ciudadelas serían una alternativa para que el carnaval sea notoriamente diferente cada año.

Se podría así distribuir por toda la ciudad el creciente público ansioso por divertirse. Estas fiestas se pueden realizar simultáneamente en diversos barrios de la ciudad: Recreo, Boston, Prado, Simón Bolívar….. etc

Por ejemplo, las ciudadelas en un barrio: El Barrio Abajo.

Algunos habitantes del Barrio Abajo, pueden proponer su vecindad como un lugar apropiado para dar inicio a este experimento que integraría armónicamente lo emergente con lo ancestral. Las razones para la postulación son muchas: su excelente ubicación urbana; la memoria histórica, el espíritu carnavalero y sentido de vecindad que conservan sus residentes; su arquitectura tradicional; la presencia de gran cantidad de artistas y grupos folklóricos entre sus moradores. Prueba de lo anterior es la experiencia exitosa de la comparsa “ La Rebelión de las Autenticas Marimondas del Barrio Abajo”.

Aporto una experiencia personal:

Junto con un grupo de entusiastas vecinos y amigos del Barrio Abajo, integrados en ese momento en la Red Cultural Caribanía, realizamos unos ensayos de esta idea. En algunas calles del barrio, los días 15 de febrero y 3 de marzo de 2003, comprobamos la factibilidad de la propuesta: realizamos recorridos de gente disfrazada, se pintaron murales, la gente se concentro en algunas esquinas. Estuvo divertido.

Otra experiencia personal:

El carnaval es una fuente de poder, para lo bueno o para lo peor. Puede ser también un magnifico ejercicio de participación democrática de la ciudadanía. El carnaval es una acción colectiva de la comunidad, expresión de rebeldía y de carácter libertario. Yo tuve una experiencia en el Carnaval Alternativo de Venecia en 1986, realizado todos los años por jóvenes rebeldes que retan al carnaval oficial. Brevemente comento. Fue una vivencia intensa de anarquismo cultural en su más pura expresión. Ahí todo era radical y contestatario: los vestidos, la música, los gestos, etc. Este carnaval, por supuesto, no es publicitado.

La decisión final, sobre esta propuesta, depende de muchos factores, por lo pronto nos corresponde divulgarla. Y si es preciso en el próximo carnaval hacer un ensayo con todas las de la ley. Las autoridades y ciudadanos barranquilleros tendrán la palabra.

3 comentarios:

JUJODEP dijo...

Muy buena idea. Por la magnitud del evento, el carnaval necesita espacios alternos que se desarrollen al mismo tiempo de los existentes para controlar el numero de espectadores.
Excelente blog, ahora que estoy fuera de las aulas, chevere saber donde encontrar sus conocimientos.
saludos

LUIS ALONSO dijo...

COMPADRE, CREO ESTAMOS ATRAZADOS. LOS PASTUSOS (QUE COMEN CUY Y LE GANAN AL JUNIOR EN BARRANQUILLA),YA LO HICIERON, TIENEN PLAZA DE CARNAVAL, DISTRIBUYEN EN ZONAS, ETC, ETC,. MANDA CASCARA, QUE ESPERAMOS PARA HACERLO. OJALA LA IDEA DE REGIONALIZAR LA COSTA FUNCIONE, VERANO DE LA ROSA EXCELENTE, NOS INDEPENDIZAMOS DE LOS CACHACOS Y LES DAMOS EN LA CABEZA. TE ASEGURO QUE PODEMOS Y TE FELICITO POR EL BLOG.

alberto dijo...

Otra vez lo repito: Me parece magnífica esta idea de implementar (más bien, rescatar) las ciudadelas del carnaval, me acuerdo del Paseo de Bolívar, donde la gente se divertía bacanamente, había danzas, disfraces, baile, ventas de comidas y bebidas, era muy popular, allí veía personas de todos los estratos departiendo, uno caminaba, bailaba, se disfrazaba, se hacía un festejo abierto para todos. Me coloco a las órdenes de todos los promotores de esta idea, para colaborar en lo que esté a mi alcance y hacerlas una realidad. Se necesitan urgentemente, los barrios volverían a disfrutar mucho más esta fiesta tradicional de la ciudad, se rescataría el poder expresar libremente nuestros sentimientos a través de la alegría, con los familiares y amigos, propiciando camaradería entre todos.