viernes, 8 de agosto de 2008

Bacanería.Concepto, definición, filosofía,ética, alegría y felicidad del ahora.

Por: Hugo González Montalvo

Un fenómeno psíquico.Una emoción.

Cuando algo nos agrada por ser óptimo, bello, genial, bueno, estupendo, excelente, de inmediato experimentamos una emoción agradable, satisfactoria. Esta emoción es la que se reconoce como bacanería. Igualmente cuando estamos efusivos, joviales, como consecuencia de estar gozando de pleno bienestar biológico y mental, decimos que estamos viviendo un momento con bacanería.

Lugares donde ocurre el fenómeno y se nombra con la palabra.

La bacanería, como fenómeno biológico, síquico y cultural, acontece en todas las poblaciones humanas del planeta. En los diferentes pueblos del mundo, la bacanería, aunque se la percibe y reconoce de similar manera, se nombra con distintos vocablos. En las sociedades de América Latina ésta gratificante emoción y vivencia se expresa con la palabra bacanería. Este termino es usado de manera cotidiana entre los pobladores de los siguientes países: Colombia, Republica Dominicana, Ecuador, Puerto Rico, Panamá, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Venezuela, Cuba y en la diáspora del Caribe de Nueva York, Miami, etc. La palabra circula profusamente en el territorio sin limites y virtual de la Internet, en donde se pueden encontrar textos, imágenes y videos relacionados con ese nombre. Algunos son explicativos del fenómeno.

Origen del fenómeno y la palabra.

En la medida en que nuestros antepasados necesitaron de la cooperación, la solidaridad y el lenguaje para poder sobrevivir fue apareciendo el sentimiento del amor, la lealtad, el altruismo, que son precisamente las características actuales de la bacanería. Es por eso que se puede afirmar que el fenómeno de la bacanería se va desarrollando con el transcurrir de la evolución humana y que la bacanería es una combinación de genes e historia. En lo que tiene que ver con la palabra, la raíz de bacanería es el vocablo baccan, del latín local que se hablaba en Génova, Italia. De allí se traslada con los emigrantes italianos a Argentina, se convierte en una voz del lunfardo y con el tango se propaga por todo el mundo.

Otros aspectos de la bacanería:

Un sentimiento.

Cuando las personas se dan entre sí un trato amoroso y se esmeran en el cuidado de los otros, sobre todo cuando están en estado de indefensión, se dice que hay bacanería. Se entiende igualmente la bacanería como un profundo sentimiento de amistad y fraternidad.

Un modo de vivir.

Cuando las personas actúan de forma elegante, con ética y decencia, se dice que actúan con bacanería. Es un modo auténtico, amable, optimista y simpático de vivir. Todo lo contrario a la manera grosera, vulgar e injusta en que se relacionan las personas violentas y chabacanas.

Una actitud festiva.

Cuando se celebra la vida de una forma intensa, prudente y moderada; cuando se genera alegría, relacionándonos con los otros festiva y respetuosamente, acontece la bacanería.

Una filosofía de vida.

La bacanería es un modelo conceptual y práctico de la buena vida. Una actitud positiva, optimista, frente al mundo. Es un pensamiento que promueve el altruismo recíproco, la convivencia pacífica, la democracia directa y el respeto al ecosistema. La filosofía de la bacaneria se manifiesta, por ejemplo, cuando se promueve que nadie pierda en la convivencia social. Muchas personas en el mundo se reconocen como bacanes y bacanas. En algunos lugares se han conformado asociaciones de la bacanería.

La bacanería, un sentimiento de pertenencia planetaria.

La cooperación, la solidaridad y la bacanería, como vivencias beneficiosas, están presentes en todas las culturas. Cuando las distintas poblaciones humanas comparten algo, y ese algo en común deviene positivo, surge la emoción de la bacanería. La bacanería hace parte de nuestra condición biológica, es el vínculo fraterno, entrañable, que despierta el sentimiento de pertenencia a la especie.

Cultura de paz.

En las comunidades donde se respira un ambiente de amistad, se practica el altruismo reciproco, se dice que existe una cultura de paz. La bacanería es una de esas culturas de paz.

Un comportamiento ético.

Una de las condiciones fundamentales para reconocer que un comportamiento es propio de la bacanería es que, en cualquier circunstancia, éste conlleve hacer el bien. Bacanería es el respeto a los otros, la aceptación del otro sin exigencias. La bacanería, de esta manera, se convierte en una sensación de plenitud ética. Hay bacanería cuando se prevén y se asumen las consecuencias de nuestros actos. La bacanería es, por lo tanto, el ejercicio de la libertad con responsabilidad.

El goce creativo de las artes.

La emoción bacana se experimenta cuando se disfruta del arte de una manera entusiasta, participativa y creativa. Los bacanes y las bacanas son amantes y practicantes de las artes. Debido a la fina sensibilidad que se requiere en el campo del arte, es notorio que entre los artistas e intelectuales prolifera y se cultiva la bacanería.

¡Paz, amor y alegría!

2 comentarios:

Jorge Zapata Vallejo dijo...

Gracias por el aporte al mayor conocimiento de nuestra cultura. Estoy alerta para otros datos y noticias bacanas.
Jorge Zapata Vallejo

Tomás Salcedo dijo...

Estoy tomando nota para informar en la esquina de Bacana de Lima.
Tomás Salcedo